Una empresa mexicana creó un traje inflable que el personal médico puede usar al tratar a pacientes contagiados de COVID-19, sin necesidad de portar equipo de protección adicional, garantizándoles movilidad, ventilación y mayor comodidad
“Inspirados obviamente en ciencia ficción, en películas, en el programa espacial inclusive es un traje sellado de cabeza a pies, completamente hermético, tiene un visor integrado que se ajusta en el interior con un mecanismo y tiene una entrada de aire que viene filtrada”, dijo el ingeniero biomédico Fernando Avilés.
El traje está fabricado de un polímero sintético con aislamiento metálico, incluye un controlador que filtra el aire y mantiene la presión interna del traje.
“El hecho de que esté bajo presión positiva, es decir, casi inflado, si llegara a haber una rasgadura por ahí no va a entrar nada, va a salir aire. El filtro que utilizamos equivale a tres y medio cubrebocas N95”, reiteró Avilés
El traje se recarga y tiene una autonomía de ocho horas, para cubrir una jornada hospitalaria.
Después de usarse, se puede esterilizar con agua y cloro. Actualmente el traje está en etapa de prueba en diversos hospitales del Valle de México.
“Vemos a los médicos después de esas guardias espantosos con las marcas en la cara, totalmente lastimada de tantas horas manteniendo el cubrebocas, entonces esto da una comodidad que desde luego no dan ni el cubrebocas ni los googles”, insistió la odontóloga Adela Rendón.
“Inclusive psicológicamente el paciente puede ver al médico que lo atiende, ya no nada más ve una figura con googles”, concluyó el ingeniero biomédico Fernando Avilés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí