Una mesera fue asesinada en un bar del municipio de Espinal, al norte de Veracruz, luego de que, según primeros reportes, se negara a bailar con un cliente, quien la atacó y huyó tras la agresión.