El hospital australiano de St. Vincent atribuye la situación a un «error humano», por la gran cantidad de pruebas que están realizando, y pidió disculpas a los afectados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí