El impacto pudo verse en la retransmisión en directo de la NASA; los científicos tendrán que esperar días o incluso semanas para ver si la nave no tripulada ha logrado alterar ligeramente la órbita del asteroide.