Publicidad
InicioMéridaTras 26 años de trabajar todos los días, se tuvo que retirar...

Tras 26 años de trabajar todos los días, se tuvo que retirar de la plaza grande

 

Rubén Gracia, es uno de los 23 boleros que todavía trabajaban  en la Plaza Grande pero que, desde el jueves, le tuvo que poner fin, al menos temporal, a 26 años de darle “bola” a la gente todos los días
«Entiende la contingencia, lo lamenta, le preocupa su situación económica pero es consciente: con el Coronavirus Covid-19 no se juega».
Entiende lo de la salud, pero con la reportera gráfica Viko González,  reconoce que también le preocupan los problemas que personalmente le acarreará esta pandemia, sobre todo desde el punto de vista económico.
Después de años initerrumpidos de servicio en la Plaza Grande –en un oficio que está en proceso de extinción- y ganarse honradamente el sustento para la familia, por ahora tuvo que un paro laboral forzado.
De por sí, ya el oficio es complicad, narra Rubén, asegura que no siempre sacaba lo suficiente para cubrir todos los gastos familiares.
«Por lo menos, no faltaba la comida en casa, con la familia».
Por si fuera poco, él tiene que pagar 250 pesos al mes para que le guarden el equipo que usa para hjacer su trabajo en un local cerca de la Plaza Grande.
Confía que la contingencia por esta pandemia no tarde mucho, de lo contrario “me las veré muy duro con los gastos del hogar».
Se dijo ahorrador y que tiene «sus centavitos» guardados, pero si esta situación se prolonga más tiempo no tendrá ya para mantenerse.
Don Rubén le puso buena cara al problema, sonrió, agarró sus “chivas” y a resguardarse en casa.
“Hay que valorar lo que tenemos y ahora es la salud”, finalizó el veterano bolero
Con texto Luis Boffil Gómez y  foto de Viko González.

COMENTARIOS

36,000FansMe gusta
4,865SeguidoresSeguir
422SuscriptoresSuscribirte

Más Recientes