El mandatario estadounidense reiteró que su país está «completamente preparado», junto con su aliados de la OTAN, para defender «cada centímetro» de los territorios de la alianza.