Bhagwant Mann, Jefe de Gobierno de Punjab, estado que limita con Pakistán y es el corazón de la comunidad sij de la India, bebió hace un par de días agua del río «Kali Bein», considerado sagrado y hace unas horas se dio a conocer que tuvo que ser hospitalizado.

Aunque es considerado «sagrado» el afluente es tiene amplios niveles de contaminación bacterias, heces y metales pesados, entre otros.

Tras el anuncio de su hospitalización, el video se viralizó y ya dio la vuelta al mundo.