Por el momento, el número de muertos por las fuertes precipitaciones de las dos últimas semanas, en diversas zonas del país, asciende a 42, según organismos nacionales, regionales y locales.