El terrible descubrimiento se compartió a través de la red social TikTok, en donde se viralizó y causó reacciones de asco e indignación por el fraude.