Die Mannschaft ganaba y tenía el control de la pelota en el Khalifa International Stadium, pero los Samurai Blue no se dieron por vencidos y consiguieron un triunfo histórico por 2-1 para quedar como líderes del Grupo E.