Apenas la semana pasada, llegaron a Michoacán unos 900 elementos del Ejército Mexicano a esa entidad que vive asolada por el Crimen Organizado.

Sin embargo, ayer, un convoy de al menos 4 patrullas del Ejército, fue perseguido por civiles a bordo de 7 camionetas en la comunidad de Nueva Italia.